Blogia
moonpalace

pues no era para tanto...

pues no era para tanto...

Sí, yo también me he dejado llevar por la marea humana que ha “devorado” El código da Vinci, de hecho me lo acabé ayer por la tarde en el tren camino a casa.

Y he de decir que ni muchísimo menos es para tanto.

Vamos, que no pasa de ser un “best seller” más, no me explico como ha supuesto un boom tan grande y una repercusión tan gigantesca. En los últimos años han aparecido cientos de libros de temática más o menos similar, y ninguno había levantado tantos comentarios como éste. Quizás se deba a la “peazo” patada en la entrepierna que le mete al Opus Dei, pero vamos, que no pasa de ser lo que se supone de antemano, una novela entretenida para devorar en unos pocos días cuando lo único que realmente te apetece es leer algo ameno e intrascendente.

Lo peor de todo es que hacía un tiempo había leído en alguna parte que en la futura película basada en el libro, los actores protagonistas iban a ser Tom Hanks y Audrey Tatou, y me he leído el libro visualizando sin querer sus rostros. Y vamos, tener en mente la cara de Audrey–Amelie-Tatou no me supone ningún quebradero de cabeza (todo lo contrario), pero el de tener a Tom-Gump-Hanks ….. eso ya es otra cosa ….

Lo dicho, tras satisfacer mi curiosidad por El código Da Vinci, turno para un libro tras el que llevaba ya un tiempo, “La hora estelar de los asesinos” de Pavel Kohout, novela que transcurre en la Praga ocupada por los nazis y que por ahora pinta muy bien ….

Ah, se aceptan recomendaciones, y si están disponibles en el Koldo Mitxelena , mejor que mejor ;)

Otro día a ver si comento “Alaska y otras historias de la movida”, muy entretenida biografía de la mexicana, más al día que nunca gracias a la reposición de “lo mejor de la edad de oro”.

Por cierto, esta semana salieron Gabinete Caligari. Que chulos y gallitos que eran, pero que canciones más cojonudas…
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

tremolo man -

Yo a El Cógido Da Vinci ni me pienso acercar. La vida es demasiado corta como para perderla en mediocridades.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres